PIERNAS SANAS Y HERMOSAS

PIERNAS SANAS Y HERMOSAS

Son las varices uno de los principales problemas estéticos que afectan a las piernas y que afligen intensamente a quienes las padecen, tanto mujeres como hombres.

Para no extendernos demasiado en criterios excesivamente técnicos, diremos que las varices son una deformación de las venas de las piernas que provocan síntomas como dolor intenso y pesadez de piernas, calambres y picores. Las venas se deforman como consecuencia de diferentes cambios en la consistencia, tamaño y elasticidad de las paredes de las venas.
A primera vista pareciera ser un problema exclusivamente circulatorio y localizado en las piernas, sin embargo, su origen es mucho más amplio e implica a todo el metabolismo en general.

Hay una serie de factores que favorecen o predisponen a que las venas comiencen a funcionar mal:

1. Factores hereditarios.
2. Factores hormonales.
3. Sedentarismo y posición.
4. Sobrepeso.

Si queremos luchar contra ellas o prevenir su aparición deberemos ocuparnos de todos y cada uno de estos aspectos.
¿Qué se puede hacer en la casa para prevenir o mejorar las varices? Es importante que la persona tome conciencia de las siguientes obligaciones:

En la casa
Debemos evitar permanecer mucho tiempo de pie, sin movernos. En esta posición la sangre se estanca en la parte inferior de la pierna.

También es importante mover regularmente las piernas para activar la circulación. Si tenemos que estar sentados o de pie durante nuestro trabajo, deberemos realizar movimientos frecuentemente con las piernas para que los músculos actúen como bombas impulsando la sangre hacia el corazón.
Los alimentos que aumentan la retención de líquidos deben ser evitados (alimentos salados o muy ricos en grasas). Se debe estimular una dieta sana, ajustada a las necesidades orgánicas, incluyendo las cantidades adecuadas de agua diariamente.
El ejercicio diario es esencial, dándole importancia al tono muscular de las extremidades, por ejemplo, ejercicio aeróbico que estimule el desarrollo pulmonar y circulatorio.
Si existe sobrepeso, perder los kilos de exceso es una de las primeras recomendaciones, lo mismo si se padecen problemas de estreñimiento. Lo más recomendable es consumir la fibra suficiente para reducirlo.

Una medicina natural, con probados resultados, es el consumo regular de infusiones de diente de león, cola de caballo o malva, diuréticas y estimuladoras de la función circulatoria.
Otras recomendaciones prácticas y que debemos tener en cuenta en nuestra rutina diaria son:

Si se ducha con agua caliente termine con agua fría sobre las piernas.

Tenga cuidado con las prendas de vestir demasiado apretadas en el muslo y el abdomen.

Aplíquese frecuentemente mascarillas caseras a base de vino, miel o papaya.