LA PIEL GRASA Y LOS HOMBRES

 

La piel grasa en el hombre es un secreto de juventud, pero no podemos aprovechar sus ventajas si desconocemos como cuidarla. En el hombre este tipo de piel es la más común por razones hormonales. Es una piel gruesa con alta producción de sebo y se suele convertir en un problema al no recibir los cuidados básicos adecuados.

Cuidado de la piel

Los hombres con piel grasa tienden a descuidarla, pues no la sienten tirante y no piensan que necesite un tratamiento o el uso de una buena hidratante, además como el brillo por exceso de sebo es molesto y desagradable se tienden a usar jabones con excesivo poder de limpieza, en principio se siente el cutis fresco y el problema controlado, pero esto nos lleva a la deshidratación y resequedad que aunque parezca lo mismo, no lo es, el resultado final bueno pero a futuro el efecto no deseado. Empezamos teniendo la ventaja de la juventud y acabamos corriendo camino al envejecimiento.

Si controlamos y cuidamos la piel grasa tendremos la ventaja de menos arugas, pero tendremos que poner especial atención a la flaccidez cutanea ya que al ser gruesa, la gravedad no perdona y se descuelga, por lo que a futuro habrá que aplicar un tratamiento reafirmante.

Si todo esto no os ha decidido a dejar de leerme, es que os interesa saber cómo cuidarla y aportarle calidad. Estos son los cuidados básicos más importantes a seguir:

Hidratación 

Es muy importante mantener el nivel de hidratación de la piel. Lo necesitan las células cutáneas y el espacio entre ellas (espacio intercelular). Recordad que el hombre tiene un 60% del peso corporal de agua.

Limpieza

No vale cualquier jabón, debe estar formulado para limpiar sin agredir. Lo mejor: limpiar sin deshidratar.

Nunca nutrir

La piel grasa no necesita nutrición, huid de los cosméticos nutritivos como del inspector de hacienda. El resultado sería cantidad de nuevos granitos además de la sensación pegajosa en la piel.

Purificar

Significa limpiar el exceso de sebo, reequilibrando el Ph de la piel. Lo conseguiréis con productos de limpieza purificantes, exfoliaciones y tratamientos específicos profesionales.

Regular el sebo

 Si vuestra piel es muy grasa, hay que bajar el nivel de sebo de la piel, es prioritario regular la función de las glandulas sebáceas.

Reafirmar

A medida que pasa el tiempo, la piel masculina al igual que la femenina presenta flacidez. Es un problema generalizado pero las pieles grasas suelen acusarlo más.

Es una buena idea que a diario como prevención vuestros productos incluyan activos reafirmantes a partir de los 30 y que a partir de los 35 vuestros tratamientos de purificación hagan énfasis en la reafirmación cutanea.

Los años no perdonan y la piel envejece. Pero cuidarla adecuadamente y darle lo que necesita os mantendrá la piel joven más tiempo. En el caso de la piel grasa, os aportará además el confort que buscáis desde una temprana juventud. Buscad siempre el consejo y la ayuda experta y tened paciencia regulando el exceso de grasa.