Operación VIKINI

 

Queridas amigas, ayer fue el día internacional de la lucha contra el cáncer, como saben un día bien especial para mí, dentro de una semana y media llega el esperado por mucho jóvenes Halloween, por lo que me doy cuenta de que ya estamos en Noviembre. Vamos decorando el árbol de navidad, sacando las boquitas y guardando nuestros ahorros para poder comprar regalos a nuestros seres queridos. ¿Y es que ya se nos ha pasado el año, como pasa el tiempo verdad? y parecía ayer que estábamos en periodo de reformas en nuestra nueva clínica, y ahora estamos disfrutando de nuevo de nuestras instalaciones renovada para brindarles el mejor de los servicios.

 No crean que este articulo tiene que ver sobre lo rápido que se pasa el tiempo, para nada, simplemente me desperté dándome cuenta que en dos meses la gran mayoría de mis lectores y clientes estarán paseando por las playas ticas, disfrutando de sus vacaciones en familia o con amigos. Así que es hora de abrir el closet e ir desempolvando los trajes de baño que tenemos, probárnoslo y ver todos los excesos del año reflejados en el espejo. Si ya ha hecho esto, siga leyendo, sino también porque le darán ganas de hacerlo. El año con sus 365 días se nos llena de actividades sociales; cumpleaños, bodas, bautizos, reuniones con amigos. Todas ellas rodeada de frituras, papas fritas, empanadas, chifrijos, tamales, bebidas azucaradas, cafecito con pan... Si sigo puedo pasar todo el día enumerando las diferentes cosas que le damos a nuestro cuerpo día a día y que no nos ayudan en nada.

 Tenemos que tener claro que no existe ninguna dieta milagrosa que te haga perder peso y mantenerlo para siempre, además de ser saludable. Para perder peso la única manera saludable y efectiva es hacer ejercicio y llevar una alimentación sana.

 Primeramente y lo más importante es revisar los hábitos alimenticios, y buscar un balance a la hora de comer. No debemos buscar una dieta en la que embarcarnos durante unos meses, sino buscar un estilo de vida saludable que nos dure por siempre. Muchas personas caen en el error de comprometerse a tediosos procesos de dieta donde; pasan privaciones, cambian sus hábitos alimenticios y pasan toda la semana luchando contra el hambre esperando que llegue el dichoso día libre donde se comen todo lo que no se comieron en los días de la semana. ¿Tiene esto sentido? Claro que no, un proceso de dieta debe de ser un proceso balanceado en el que aprendamos a comer, no solo durante un determinado lapso de tiempo con fecha límite, pues al pasar de esa fecha volveremos a nuestros hábitos normales, encontrándonos con el conocido efecto rebote. La única manera de mantenernos en nuestro peso una vez que lleguemos a la meta deseada, es que los alimentos que sigamos ingiriendo en nuestra dieta no supongan un sacrificio para nosotros.

 Lo mejor que podemos hacer es establecer un plan para toda la vida donde deberíamos seguir una alimentación sana, equilibrada y natural, con recetas fáciles de hacer y adecuadas al estilo de vida de cada uno. Poco a poco en este proceso aprenderás que lo importante es la manera en la que cocinamos, así como la manera en la que utilizamos los diferentes tipos de alimentos y la cantidad de ellos que comemos en cada comida.

  Mejora tu dieta, añade a tu menú verduras y hortalizas, solo tienes que ponerle un poco de ingenio a su preparación para hacerlas mucho más apetecibles. Baja las cantidades de aceite dentro de tu día a día, escapa de las frituras y haz de las frutas tus grandes aliadas para tener la figura que tanto deseas. Pero lo más importante NO PASES HAMBRE. Durante mucho tiempo existió la creencia de que picar entre horas no ayudaba a perder peso pero hoy en día los nutricionistas, nos aconsejan comer al menos 5 veces al día. Esto ayudara a acelerar nuestro metabolismo y a mantenernos saciados durante todo el día, evitando llegar a las horas de las comidas con un hambre atroz que nos haga comernos absolutamente todo lo que hay en la mesa.

 Tan importante como la comida, son los líquidos que ingerimos. Pues de nada nos vale cuidarnos con lo que comemos, si seguimos bebiendo cualquier cosa que nos ponen delante. Como bien decía un amigo mío, las calorías hay que comérselas, no bebérselas. Saben cuantas calorías tiene una botella de 500ml de refresco gaseoso normal? 560 para ser exactos, elequivalente a 11 cucharadas de azúcar. Si partimos de este hecho, preguntémonos ¿cuantas cucharadas de azúcar ingieren nuestros hijos a la semana? y hablo de nuestros hijos porque son los primeros adictos a este tipo de bebidas. Pero para hablar de los adultos vayámonos al alcohol, ¿sabía usted que una cerveza contiene 100 calorías? ¿O que un vaso de whisky contiene 110 calorías? estas calorías son las llamadas ´´calorías vacías´´, ¿qué quiere decir esto? que no tienen ningún valor nutricional para nuestro cuerpo, por lo tanto Cuando se consumen calorías vacías hay que compensar esa carencia de nutrientes con otros alimentos, con lo que puede ser posible que aumente en exceso las calorías totales. También puede pasar que no aumenten las calorías totales pero se deje de comer alimentos más importantes. 

Después de repasar todas las bebidas que no nos ayudan en nada para obtener un cuerpo saludable, nos toca hablar del agua. Como bien sabemos nuestro cuerpo se conforma de un 70% de ella, por lo que esta es importantísima para nuestro organismo. Beber agua durante todo el día ayuda a nuestro cuerpo a limpiarnos de toxinas innecesarias, acelera nuestro metabolismo y ayudar a nuestros riñones a tener un mejor funcionamiento, lo cual permite al hígado quemar grasas más eficientemente. Bebe entre 8 y 10 vasos de agua fría para mantenerte hidratada! Lo notaras rápidamente. Escapa de las bebidas alcohólicas o azucaradas así como de las gaseosas, que lo único que hacen es generarnos una falsa satisfacción, haciendo que nuestro cuerpo pida más y más azúcar.  

 Ya habiendo hablado de los malos hábitos en nuestra relación con la comida y la bebida. ¿ Que me dicen del ejercicio físico? Mantenerse activos es otro de los puntos importantes para conseguir tener una figura saludable, ya que una vida sedentaria no nos ayuda nada para conseguir el cuerpo que deseamos. He observado tanto en la prensa como en internet el auge que está agarrando en Estados Unidos el ´´salir a caminar´´, así de fácil y económico. La moda entre las grandes estrellas es tomar tu teléfono y tus audífonos y salir a dar un paseo, a buen paso que lleve tu ritmo cardiaco a una zona de quema de grasas (entre 130 - 160 pulsaciones). La verdad es que es un método que funciona, y que además te ayuda a ver un poco lo que pasa a nuestro alrededor, disfrutando de una brisa en la cara y de los rayos de sol. Así que aprovecha los ratitos de sol y sin lluvia y deja el carro en casa, camina hacia el supermercado para comprar comida, recoger a los niños del colegio, o vete a dar una vuelta al parque más cercano.

 Después de repasar todos estos conceptos básicos para tener una vida más saludable quiero aclararles, mi meta no es que se conviertan en modelos de talla 90 - 60 - 90, pues los ideales de belleza establecidos por la sociedad no son siempre los acertados, lo que sí quiero es animarlas a hacer un cambio y que se den cuenta de que nunca es tarde para cuidarse. Que cuidarse es mucho más que no tener arrugas y ponerse cremas para tener una piel perfecta. Cuidarse es sentirse bien tanto por fuera como por dentro, a lo que dejo una pregunta en el aire. ¿a que estás esperando para sentirte bien?